驴Alguna vez pens贸 con quien se casar铆a?


El flechazo del enamoramiento llega cuando menos lo esperamos. El problema es que, a veces, terminamos comprometidos con quien menos debi茅ramos. Obedecemos al coraz贸n y no a la raz贸n.

驴Alguna vez imagin贸 con qui茅n se casar铆a? 驴Acaso ya ten铆a previsto qui茅n estar铆a a su lado para toda la vida? 驴Considera que es algo espont谩neo? Por cierto, que no. Como es algo que est谩 fuera del alcance de nuestras manos, es importante que le pidamos orientaci贸n a Dios antes de dar ese paso.Sigue leyendo 芦驴Alguna vez pens贸 con quien se casar铆a?禄


Una modelo brasilera muy afamada, fue la protagonista de una historia singular a nivel mundial. Se cas贸 consigo misma, dur贸 casi tres meses en ese estado, pero se divorci贸 asegurando que no se soporta tal como est谩.

Cristiane Galera fue a un tribunal de Brasil, contrajo matrimonio consigo misma y, en menos de tres meses, pidi贸 el divorcio. No se soportaba como pareja. Argument贸 en noviembre del 2021, que hab铆a conocido a una nueva persona, y quer铆a contraer nupcias ahora s铆 para siempre.Sigue leyendo

Volvi贸 a la vida para asombro de los m茅dicos


Hombre declarado muerto por los m茅dicos fue descubierto respirando. El m茅dico neg贸 que haya existido negligencia. La familia qued贸 gratamente desconcertada.

El impacto fue impresionante. Cuesti贸n de segundos. El cuerpo de Srikesh Kumar, electricista de profesi贸n, fue despedido por los aires por varios metros. El hecho ocurri贸 en la ciudad india de Moradabad en el estado de Uttar Pradesh, en la India.Sigue leyendo 芦Volvi贸 a la vida para asombro de los m茅dicos禄

Para Dios, estamos muertos en vida


El n煤mero de quienes dicen estar vivos, pero espiritualmente est谩n muertos, es infinita. De hecho, esa es la forma como Dios aprecia nuestra existencia hoy. Aunque decimos estar vivos, quiz谩 estamos muertos hace mucho tiempo.

Basta salir una ma帽ana para encontrarse, alrededor, con infinidad de personas. Si aprecia sus semblantes, descubrir谩 que algunas reflejan ansiedad, otras alegr铆as y hay quienes simplemente evidencian indiferencia.

El n煤mero de quienes dicen estar vivos, pero espiritualmente est谩n muertos, es infinita. De hecho, esa es la forma como Dios aprecia nuestra existencia hoy. Aunque decimos estar vivos, quiz谩 estamos muertos hace mucho tiempo.

La pecaminosidad es la causante de esta triste realidad. De hecho, al rey David se atribuyen las siguientes palabras, escritas en medio de una profunda desesperaci贸n:

芦He aqu铆, en maldad he sido formado, y en pecado me concibi贸 mi madre.禄 (Salmo 51: 5 | RV 60)

El autor y conferencista, Jim Elliff, lo describe de la siguiente manera:

鈥溌縏ienes un problema? Quiz谩 es dif铆cil darse cuenta. Si tienes buena relaci贸n con quienes te rodean, si tienes una carrera reconocida, si sacas buenas notas en los estudios, si tienes una familia que te quiere y si tienes confianza sobre su futuro, probablemente creas que no hay cosas por arreglar. Pero s铆 las hay. Tu problema es con Dios. Es lo suficientemente serio como para que seas privado de todo lo bueno que tiene Dios para la eternidad.鈥

El asunto no es tan sencillo, porque, de hecho, no sabemos hasta cu谩ndo viviremos y, lo m谩s seguro, es que no hemos arreglado cuentas con el Supremo Hacedor.

驴C脫MO NOS VE DIOS?

Las Escrituras nos dejan claro el panorama, respecto a c贸mo nos ve Dios. Desde su 贸ptica:

  • Estamos muertos en delitos y pecados (Ezequiel 18: 4; Romanos 6: 23)
  • Estamos cegados a la verdad del Evangelio (2 Corintios 4: 3, 4)
  • Estamos perdidos (Lucas 15)
  • Estamos condenados para la eternidad (Juan 3: 18)

El futuro delante de nosotros luce ensombrecido y, si muri茅ramos hoy, lo m谩s seguro es que ir铆amos al infierno.

SOLO DIOS PUEDE CAMBIAR EL CURSO DE LA HISTORIA

La historia con un final doloroso, pasando el umbral de la vida hacia la eternidad en el infierno, solamente la puede transformar Dios a partir de una decisi贸n que hoy est谩 en sus manos: recibir a Jesucristo como su 煤nico y suficiente Salvador.

Quiz谩 se preguntar铆a: 鈥溌Y por qu茅 habr铆a de hacerlo Dios?鈥 La respuesta la escribi贸 hace muchos siglos un profeta del oriente:

鈥淛ehov谩 se manifest贸 a m铆 hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongu茅 mi misericordia.鈥 (Jerem铆as 31: 3 | RV 60)

El ap贸stol Pablo, ampl铆a la explicaci贸n del por qu茅 Dios nos ofrece salvaci贸n de la perdici贸n eterna:

芦Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que, siendo a煤n pecadores, Cristo muri贸 por nosotros. Pues mucho m谩s, estando ya justificados en su sangre, por 茅l seremos salvos de la ira.禄 (Romanos 5: 8, 9 | RV 60)

La 煤nica salida al laberinto que est谩 a solo una determinaci贸n nuestra, estriba en abrirle las puertas de nuestro coraz贸n. No estamos hablando de religiosidad, sino de permitirle a Jes煤s que tome el control de nuestra existencia y de nuestro hogar. Los cambios se producir谩n. No en nuestras fuerzas, sino en Su divino poder.

Si lo hace, puede tener la certeza de que todo ser谩 diferente, como leemos en la Palabra:

芦Entonces me invocar茅is, y vendr茅is y orar茅is a m铆, y yo os oir茅; y me buscar茅is y me hallar茅is, porque me buscar茅is de todo vuestro coraz贸n.禄 (Jerem铆as 29: 13 | RV 60)

La mejor decisi贸n que le animamos a tomar hoy, es la de recibir a Cristo en su vida. Ese paso marcar谩 un antes y un despu茅s en su existencia. Es hora de dar el paso.

漏 Fernando Alexis Jim茅nez | Ministerios Vida Familiar | #RadioVidaFamiliar

El due帽o de todas las bendiciones


Nuestras vidas pueden comenzar a moverse en la dimensi贸n de los milagros y las bendiciones. Basta con depositar nuestra confianza en Dios y permitirle que gobierne nuestra vida y nuestro hogar.

Qui茅n es el due帽o del universo y todo lo que lo pobla? Dios. Coincidimos en eso, sin duda. Sobre esa base, quien tiene el poder de bendecirnos es Dios, nuestro amoroso Padre celestial. Y esas bendiciones no tienen l铆mite. Son para nosotros y para nuestra familia.Sigue leyendo 芦El due帽o de todas las bendiciones禄

Pagar el precio por servir a Dios


El sufrimiento es inevitable, pero siempre tenemos la oportunidad de salir airosos porque el Se帽or va delante de nosotros como poderoso gigante. Aunque las circunstancias sean adversas, cuando depositamos nuestra confianza en 脡l, encontramos la salida del laberinto.

Pris, ser pobres no significa que Dios no nos ame禄. La frase, corta y contundente, los aterriz贸 a todos.  El padre de la joven era misionero en una peque帽a isla de Indonesia. Despu茅s de haberlo tenido todo, hab铆an renunciado a los privilegios para servir en la obra del Se帽or.Sigue leyendo 芦Pagar el precio por servir a Dios禄

A %d blogueros les gusta esto: